Me gustaría recibir el Promo-Code y el Boletín.
Enviar
Consultar disponibilidad

Praga es una de las ciudades más famosas y populares, admirada por visitantes del mundo entero. Es una ciudad llena de ambiente histórico, arquitectura, música y literatura. Una ciudad llena de importantes monumentos antiguos y lugares famosos que han formado la historia.

Entre los que más han marcado la historia figura el Camino Real. Empieza en la Praga Vieja junto a la Torre de la Pólvora, entrada simbólica en la Ciudad Vieja. Continúa a la Plaza de la Ciudad Vieja con el maravilloso ayuntamiento y reloj astronómico, atraviesa el famoso Puente de Carlos y sigue a la Plaza de la Ciudad Pequeña y por las calles del barrio hasta el Castillo de Praga.

Por este camino a través del casco histórico de Praga llegaban los futuros gobernantes a la coronación en la catedral de San Vito en el Castillo de Praga. A la ocasión, el camino ostentaba una decoración abundante y el desfile se encontraba con consejales, representantes de gremios, de la Univesidad y de la Iglesia. Sonaban campanas, cantos y cañonazos, la gente tiraba flores dando la bienvenida al nuevo rey.

El futuro gobernante manifestaba con el desfile su respeto a la ciudad y sus habitantes. Los burgueses a su vez con la decoración y atención rendían el homenaje al rey. El camino histórico así enlazaba una relación simbólica entre el rey y sus súbditos.

Actualmente el camino va revelando a los visitantes la belleza de la Praga Vieja, sus casas, iglesias, plazas y palacios de todos los períodos históricos. Impresiona con su atmósfera del tiempo detenido. Su carácter singular encantará no sólo a los aficionados de la historia sino a todos que deseen conocer Praga.

En el Camino Real se encuentran dos monumentos más importantes de Praga, por eso está situado allí también el Grandhotel Praha para que posibilite a sus huéspedes ver y vivir inmediatamente la atmósfera de lo más precioso que la Praga Vieja pueda ofrecer.