Obtenga el descuento del 5% para el alojamiento tras introducir el código de promoción “ghvip”
Enviar
Consultar disponibilidad

Del Grandhotel Praha no sólo tiene una vista hermosa al Reloj Astronómico sino también al edificio del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, un edificio donde se formaba la historia de Praga y del país checo y donde hasta ahora se celebran importantes ceremonias y bodas.

El Ayuntamiento de la Ciudad Vieja data del siglo XIV siendo el primer ayuntamiento en Bohemia gracias al fuero real. El ayuntamiento originalmente estaba formado por único edificio pero durante la historia de Praga iba ampliándose según las necesidades de la Ciudad Vieja, llegando a ser complejo de varios edificios comunicados.

Es interesante que en la construcción participó también el famoso arquitecto praguense Petr Parléř, cuyo nombre se relaciona con la mayoría de los importantes monumentos de Praga del siglo XIV. Construyó la cúpula del ayuntamiento y una parte del reloj en el lado sur de la torre del ayuntamiento.

Todo el edificio ha conservado su origen histórico a pesar del daño considerable sufrido a finales de la Segunda Guerra Mundial cuando era centro de la resistencia antifascista. También el interior ha conservado el espíritu de su época. Sobre todo es importante la sala del consejo con un hermoso techo gótico que se encuentra en la casa occidental. Se aprovecha sobre todo para bodas y ceremonias.

Otra curiosidad muy atractiva es la vista singular de la Ciudad Vieja desde la altura de 70 m de la torre. Se ve toda la Praga Vieja, el Castillo, Petřín, la Torre de la Pólvora y sobre todo, la Plaza de la Ciudad Vieja, cuya parte inseparable es el ayuntamiento.

Si desea ver cualquiera de estos monumentos, gracias al Grandhotel Praha, ubicado en el mismo corazón de la Ciudad Vieja, no estará lejos y la intacta atmósfera histórica no dejará de rodearle.